La Plata, Bs As.
Jueves, 25 julio 2024
ANALISIS
Qué impacto en las arcas del Estado tiene el paquete de medidas que lanzó el Gobierno
Un estudio dio a conocer las consecuencias fiscales que tienen los anuncios realizados por el Ministerio de Economía. "No es correcto concluir que este es un gasto extra y que directamente implica un mayor déficit", señalaron desde IARAF
Qué impacto en las arcas del Estado tiene el paquete de medidas que lanzó el Gobierno
El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Economía, lanzó un paquete de medidas con el objetivo de compensar los efectos de la devaluación del peso en los ingresos de la población más afectada. Asimismo, desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (AIRAF) realizaron un estudio sobre el impacto en las arcas del país.

Los anuncios consistieron en un bono de $37.000 en septiembre, octubre y noviembre para aquellos jubilados que cobren el haber mínimo; un bono de $30.000 en septiembre y
octubre a trabajadores estatales y privados; refuerzo de $10.000 en septiembre y octubre a
beneficiarios del Potenciar de Trabajo; refuerzo a beneficiarios de la Tarjeta Alimentar y créditos a tasa subsidiada para monotributistas y para la compra de fertilizantes en las zonas más afectadas por la sequía.

Según fuentes oficiales, el costo directo de este paquete rondaría los $700.000 millones, es decir 0,4% del PIB. "Dado esto, no es correcto concluir que este es un gasto extra y que directamente implica un mayor déficit en términos del PIB", señalaron desde el IARAF.

"Para poder evaluar esa posibilidad se requiere comparar los siguientes escenarios: el gasto en términos del PIB en el escenario sin medidas y el gasto en términos del PIB en el escenario con medidas", añadieron.


Qué impacto en las arcas del Estado tiene el paquete de medidas que lanzó el Gobierno


Asimismo, explicaron que "en el escenario sin medidas se trabaja con el supuesto de que el gasto primario proyectado para el segundo semestre mantiene las variaciones reales del primer semestre. El gasto del segundo semestre, medido en términos del PIB, es de 12%. El gasto anual es de 19,8% del PIB. La inflación punta a punta es del 140% anual en el mes de diciembre".

Entonces, detallaron que "si luego de la reciente devaluación del peso, la inflación mantuviera la proyección que traía antes, se produciría un aumento del gasto de 0,3% en términos del PIB en el segundo semestre, imputando únicamente el gasto incremental correspondiente. Es decir que pasaría desde 12% del PIB al 12,3% del PIB. Y el anual sería de 20,1% del PIB. En este caso el gobierno debería financiar genuinamente este incremento, para evitar un incumplimiento con la meta de déficit".

"Si luego de la reciente devaluación del peso, la inflación subiera hasta un 154% anual, el gasto en términos del PIB sería del 12% en el segundo semestre, no registrándose cambios respecto al escenario sin medidas. Esta situación significa que el gasto nominal crece igual que el PIB nominal, compensando de alguna manera a los receptores. No obstante, al aumentar el valor anual nominal del PIB, el gasto efectuado en el primer semestre disminuye su tamaño relativo, con lo cual, el gasto primario anual en este escenario sería del 19,7%, en lugar del 19,8% del PIB del escenario sin medidas", agregaron.

Finalmente, IARAF consideró que "como conclusión se tiene que no es directa la afirmación de que el paquete de medidas implica un mayor gasto anual en términos del PIB y por ende un mayor déficit primario. Depende del traslado a precios de la reciente devaluación, siendo lo más probable que el gasto del segundo semestre se mantenga con igual relación que antes de las medidas".
COMENTARIOS
  • Genéricos