INFORME
Una bomba a punto de estallar: el campo en emergencia
La economía y las condiciones climáticas ponen en jaque a un sector clave del país. Los reclamos contra el Gobierno crecen cotidianamente y se prepara un paro del agro. Cuáles son los problemas y las demandas que encienden todas las alarmas.
Una bomba a punto de estallar: el campo en emergencia
El rumbo económico del Gobierno nacional genera incertidumbre en el campo y los reclamos cada vez son mayores. Condiciones climáticas, crisis del gasoil, problemas con las divisas y la situación impositiva crean un caldo de cultivo que presagian tiempos más turbulentos. Las principales entidades del agro ya convocaron a un paro para las próximas semanas y buscan respuestas urgentes. La tensión entre el oficialismo y los productores crece.

Julio asoma conflictivo en la relación entre el Gobierno y el agro en medio de un panorama sombrió en torno a las proyecciones económicas. De hecho, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) ya anunció un cese de comercialización para el 13 de este mes.

La medida de fuerza apunta a profundizar el reclamo ante la crisis del gasoil principalmente, pero también se incluyen otras problemáticas que dificultan a la actividad. La misma se llevará a cabo con manifestaciones en todos los rincones del país y no se prevén cortes en las rutas. En tanto, la modalidad de la protesta será resuelta por la dirigencia agraria de cada provincia.

Fuentes del agro consultadas por La Tecla, describieron los principales escollos que encuentran en la provincia de Buenos Aires. "Venimos complicados con insumos como cubiertas, respuestos para las máquinas, hay que esperar meses para que arreglen un tractor porque no hay respuestos", relataron.

Sobre las cargas impositivas en medio de una época compleja para el sector, expresaron que "la carga impositiva pasa a un segundo plano porque la inflación tiene una dinámica tran atroz que licúa todo lo demás".

Sin embargo, advirtieron por el derrotero del dólar y del peso argentino, por lo que comentaron que "como la devaluación del peso se acelera uno necesita cambiarlos muy rápido por los insumos que se necesita para trabajar".

"Con la brecha cambiaria estás esperando en qué momento hay una corrida devaluatoria en el tipo de cambio oficial", lanzaron.

En todo este marco problemático, también remarcaron que "en este esquema de sálvese quién pueda nadie piensa en priorizar los impuestos. Hay que pagarle a los trabajadores y aumentarles el sueldo debido a la inflación".

En este marco, crece la tensión entre los sectores de mayor peso del agro con el Gobierno. Con la medida de fuerza ya dispuesta para las próximas semanas, el tiempo corre y las respuestas no llegan. El rumbo económico adoptado por la administración no solo es cuestionado por los diversos sectores de la oposición, sino también desde el propio seno del Frente de Todos. Así, el panorama es sumamente complejo y no ofrece certezas para los tiempos que se vienen.


Una bomba a punto de estallar: el campo en emergencia



BRONCA
La falta de respuesta del Gobierno unifica al agro

El Gobierno no logra aceitar el vínculos con los sectores de mayor peso del campo y la tensión crece debido a la profundización de la crisis. En los últimos días de junio ocurrió un hecho clave que graficó el estado de situación: un encuentro entre los actores de todos los eslaboles de la cadena agroindustrial.

El objetivo de la cumbre fue para "analizar la coyuntura, preocupados ante los enormes problemas que atraviesan al sector y al país" y coincidieron en que "la cadena agroindustrial es parte de la solución y de la salida a esta crisis".

Asimismo, expresaron que "la política debe recuperar la estabilidad macroeconómica y detener la confrontación, que redunda en mayor desigualdad. Es imprescindible la integración con paz social, para lograr un desarrollo federal, sostenible e inclusivo".

Además, resaltaron que "resulta urgente el acceso al gasoil y a los fertilizantes para evitar una parálisis total del aparato productivo. También es necesario que haya menos intervenciones dañinas, que se baje el gasto público y que se ponga fin a la crisis energética, para hacerlo posible".

"Estamos plenamente comprometidos y somos actores claves en la transformación y en la generación de soluciones para el desarrollo de la Argentina. Vivimos un momento histórico, que le da a nuestro país una oportunidad excepcional que no debemos dejar pasar. Seguiremos trabajando para hacerlo realidad", concluyeron.

Entre otras entidades presentes se encontraban: Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas; Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales; Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa; Asociación de la Cadena de la Soja Argentina; Asociación de Productores Exportadores Argentinos; Bolsa de Cereales de Buenos Aires; Bolsa de Comercio de Rosario; Bolsa de Comercio de Santa Fe; Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola; Confederaciones Rurales Argentinas; Federación Agraria Argentina; Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas; Sociedad Rural Argentina.


BAJO LA LUPA
"El campo en la Provincia está mal y la perspectiva es que esté peor"

En diálogo con La Tecla, la productora integrante de Carbap, Andrea Passerini, brindó un panorama sobre la actualidad que atraviesan los productores en todo el territorio bonaerense. "La situación del campo en la provincia de Buenos Aires es mala por diversos motivos. La macroeconómía pega en todos lados. Tenemos una seca muy importante", aseguró.

Asimismo, contó que "hace dos meses y medio que no llueve, hay heladas importantes, no hay pasto y esto atraviesa a todos los subsectores agropecuarios como carne, leche, agricultura y cosecha fina. Siempre cuando hay anomalías climáticas los sobrecostos que implica se sienten mucho en la rentabilidad".

En ese sentido, sentenció: "El campo en la Provincia está mal y la perspectiva es que esté peor".

Más adelante, sostuvo que "en la medida que el proceso inflacionario se acelera, las tasas de interés se van a las nubes, el tipo de cambio, en el campo sufrimos desabastecimiento de cosas básicas como el alambre, si querés comprar fertilizante te dicen que no hay, y lo del gasoil es la frutilla del postre".

En cuanto a la relación con el Gobierno, Passerini fue tajante: "La falta de confianza tremenda en las actuales autoridades, por llamarlas de alguna manera porque acá reina la anarquía, puedan cambiar algo de esta dinámica que está lanzada".


Una bomba a punto de estallar: el campo en emergencia



Distritos bonaerenses en estado de emergencia

Las condiciones climáticas adversan azotan a varias porciones del territorio de la provincia de Buenos Aires y los productores se ven perjudicados. Las inundaciones y sequías azotan a varios municipios que precisan el rescate tanto del Gobierno provincial como nacional.

En ese aspecto, en territorio bonaerense se concretaron en lo que va del año se declaró en estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario por sequía a Magdalena, Torsnquist, General Paz, Chascomús, Patagones y Balcarce.

En tanto, por inundación ya se oficializó para Hipólito Yrigoyen, General Villegas y Pehuajó. En tanto, quienes fueron afectados por el agua pero sin la declaración se emergencia son: 9 de Julio, Bolívar, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Daireaux, Florentino Ameghino, General Pinto, General Viamonte, Guaminí, Lincoln y Rivadavia.

Tal situación encendió el reclamo de intendentes y productores locales hacia el Gobierno para que brinden soluciones urgentes. La presión llevó a que desde el Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense recorrieran algunas zonas afectadas y recibiera las demandas de los afectados.

Además de los fondos millonarios provinciales destinados para mejoras de caminos rurales y las exenciones impositivas debido a la emergencia, también se oficializó un convenio firmado con el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación (MAGYP) para implementar medidas.

De este modo, se dispuso “autorizar la transferencia de la suma de pesos un mil millones ($1.000.000.000.-) al “Fondo Fiduciario Provincia en Marcha”, para que ejecute la operatoria de otorgamiento de Aportes Reintegrables (AR) y Aportes No Reintegrables (ANR) a productoras y productores bonaerenses.
Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina Tel. +54 (0221) 4273709
Desafío Económico Todos los derechos Reservados 2004-2022
Imprimir