PRIVADOS
Colegios y docentes, crisis común
Las escuelas que no pertenecen al Estado aseguran estar en grave situación por el impago de cuotas. Por su parte, los docentes denuncian deudas salariales y sobrecarga de trabajo
Colegios y docentes, crisis común
El efecto del coronavirus arrasa como un tsunami por diferentes estratos de la vida política, social y económica, con un resultado a futuro que nadie se anima a cuantificar. En este marco de crisis, la educación no escapa a la pauperización de buena parte de la sociedad, con un impacto notable entre docentes e instituciones, especialmente las que pertenecen al sector privado.

Lejos de la seguridad que brinda estar, hoy por hoy, bajo el ala de la protección del Estado, los colegios particulares y sus docentes atraviesan realidades complejas, tensionando el sistema y convirtiendo en escasas todas las ayudas que se plantean. Entre los propietarios de establecimientos educativos, unos 6.500 en la Provincia, cunde el desánimo.

El cobro de cuotas cayó un 70 por ciento, y creen que, de acuerdo con la situación que registra el AMBA (allí está buena parte de la oferta educativa privada), tardará varios meses la vuelta a clases en esa región geográfica.

Además consideran que habrá padres temerosos de enviar a sus chicos a las aulas, especialmente en los niveles inicial y primario. En jardines, tanto maternales como de infantes, es peor el panorama: el impago de cuotas alcanza hasta el 90% en algunos casos. Y los primeros, además, no reciben ayudas oficiales.

Por otra parte contemplan la situación de muchas familias que tuvieron problemas laborales o económicos. “¿Cómo no entenderlo, si ellos son parte de nuestra comunidad? Pero también pedimos el compromiso de aquellas familias que no se vieron perjudicadas por la pandemia para que sigan pagando sus cuotas”, aseguran.

Los dueños de colegios confiaron a La Tecla que hay escuelas que han cerrado, sobre todo de nivel inicial, en distritos como Bahía Blanca, Chacabuco, Quilmes, Mar del Plata, Tigre y Berazategui. Otros están al límite, luchando por sobrevivir, con una situación muy complicada, tanto, que algunos de los propietarios nos manifiestan que ya no pueden aguantar más. No es diferente el ánimo por parte de los trabajadores, también golpeados por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Las fechas de pago se fueron extendiendo, a punto tal que hay instituciones que no han terminado de abonar el mes de abril.

Según el sindicato SADOP serían unas 300 escuelas, pero en algún momento llegaron a ser 600. El gremio sostiene que tuvieron casi 10.000 docentes con problemas de cobro, aunque sospechan que hay más, que no hablan porque tienen miedo a las represalias o por las amenazas de las instituciones. Esa cifra habría disminuido por el aporte del Estado nacional a las escuelas a través de los ATP (ayudas para el pago del salario de los empleados).

“En algunos casos, el docente está cobrando el 70 o el 80 por ciento del sueldo, por lo que nos dicen los afiliados”, aseguran, a la vez que reconocen que hay muchas otras instituciones que están al día con los pagos. Y puntualizan que, además de los aproximadamente 111.000 docentes privados, existen otros 25.000 no subvencionados. En este grupo se incluyen aquellos por los que la institución educativa no recibe un aporte del Estado, que paga el 70, el 80 o el ciento por ciento del salario del trabajador.


Las instituciones y una “situación de incertidumbre”

El secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (AIEPBA), Martín Zurita, aseveró que “estamos en una situación de incertidumbre, a pesar de que hace algunos días empezamos a recibir el programa ATP para ayudas en el pago de salarios.

Aun así, muchas escuelas no lo recibieron, y otras que lo recibieron vieron que buena parte del personal no entró, porque suelen estar pluriempleados y tienen otros cargos docentes en colegios del Estado”.

En cuanto al monto de las cuotas, el dirigente de las instituciones privadas de la Provincia recordó que “en abril tuvimos reunión con el ministro Trotta, en la que nos pidió solidaridad; y hoy ven que de ese tema no se habla más. Y es porque nosotros asumimos un compromiso de solidaridad con las familias donde un miembro se quedó sin trabajo, o que tenían un trabajo informal y no pudieron seguir trabajando.

A todas las familias que tuvieron problemas, las contemplamos, porque ellas son parte de nuestra comunidad. Pero también pedimos el compromiso de aquellas familias que no se vieron perjudicadas por la pandemia para que sigan pagando sus cuotas”. Por último, Zurita se refirió a la situación del sector. Al respecto mencionó que “en definitiva, nosotros somos Pymes, tanto, que estamos dentro de la Federación Económica de la Provincia, y con ellos estamos trabajando codo a codo, y sabemos, como Pymes, que las ayudas por parte del Estado no son suficientes”.


Docentes: entre atrasos salariales y sobrecarga laboral

Entre los docentes preocupa la sobrecarga laboral que impuso la cuarentena. Rodrigo Miguel, secretario gremial del Sindicato Argentino de Docentes Privados de la Provincia, sostuvo que “al no estar regulado produjo una sobrecarga laboral en los docentes, porque muchos empleadores estuvieron manifestando que, para poder cobrar la cuota, el docente tenía que demostrar más y más trabajo, para que las familias estuvieran ocupadas. Y lo que pasó es que muchos docentes pidieron licencia por enfermedad o por estrés laboral aun trabajando desde su casa”.

En tal sentido, Miguel agregó que “hay algunos proyectos de ley para declarar la desconexión digital, para que a determinada hora del día ya no pueda ser obligado a realizar tareas, ni a contestar mails de los directivos. A partir de tal hora, te desenchufás el trabajo, como corresponde”. En cuanto a la situación económica dijo que “se produjo un atraso en el pago de salarios; algo que no es atípico en las escuelas del sector privado, es algo normal; tampoco pagan el cuarto día hábil, como dicen las leyes de trabajo, pero suelen tener paciencia los docentes”.

Por último señaló una situación de desigualdad entre los “casi 30.000 docentes, que llamamos extraprogramáticos, que sufren discriminación salarial, de licencias, por ejemplo. Son aquellos que dictan clases por fuera de las horas de currícula oficial, pero que son obligatorias”.


Cambio de sistema, retrasos y un tirón de orejas

El cambio de sistema en la Dirección de Escuelas provocó inconvenientes para el pago de sueldos a docentes y la salida del responsable de Recursos Humanos (Castillo). El tema se agravó tras la demora de las altas a docentes privados y el retraso en subsidios. Paula Ferraris, subsecretaria de Recursos Humanos, citó al equipo de Liquidaciones y “les habría pegado un tirón de orejas”, aseguran, prometiendo sumar personal de otras direcciones.


Los colegios religiosos, otra pata importante en la Provincia

Con más de medio millón de alumnos y unos 1.800 niveles educativos, los colegios religiosos representan una parte importante del universo de la educación privada en la Provincia. El sector también sufre la crisis, que golpea a las instituciones y repercute en los 50.000 docentes y más de 130.000 empleados, que hacen un esfuerzo por mantener instalaciones y administraciones.

En tal sentido, la vicepresidenta del Consejo de Educación Católica (CEC) de la provincia de Buenos Aires, María Alicia Fueyo, aseguró que los colegios de la Iglesia tienen “una gran presencia en zonas vulnerables, atendiendo a todos los sectores sociales, pero con una gran presencia en zonas periféricas de la Provincia”.

“Tenemos una dificultad muy grande, ya que hay municipios que no permiten, aun con protocolos, abrir las administraciones de las escuelas, y muchas familias no están bancarizadas. Se han abierto ‘Pago Fácil’, pero no tenemos esta posibilidad en las escuelas de algunos municipios”, añadió.

En las últimas horas, los obispos bonaerenses hicieron escuchar su reclamo por atrasos en el giro de fondos y el pago a docentes, luego de los cambios que el área educativa introdujo en el sistema de liquidaciones, que pasó la caja del sector privado al área de la Dirección de Escuelas. “Además necesitamos que el IPS responda, o que los organismos tomen la información que se brinda desde las escuelas para recibir lo que se necesita para seguir aportando al sistema educativo de la provincia de Buenos”, completó Fueyo.
Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina Tel. +54 (0221) 4273709
Desafío Económico Todos los derechos Reservados 2004-2020
Imprimir