La Plata, Bs As.
Sábado, 5 diciembre 2020

BUENOS AIRES
Bingos y casinos apuestan a la supervivencia
De caballito de batalla electoral a sector en busca de la recuperación, el juego en la Provincia de Buenos Aires trata de sobrevivir como industria a la pandemia. En ese contexto, se intenta delinear el perfil de administración de esta área, a quienes algunos consideran la segunda caja de la Provincia.
Bingos y casinos apuestan a la supervivencia
El juego en la provincia de Buenos Aires es un tema que atraviesa polémicas desde que comenzó a ser regenteado por la Gobernación en 1995. En los últimos diez años, pasó del crecimiento y prorrogas de contratos con Daniel Scioli, a ser el caballito de batalla discursivo de María Eugenia Vidal que se mostró en contra pero no cortó el negocio y, actualmente, al parate por la cuarentena por el coronavirus apenas iniciada la nueva gestión de Axel Kicillof.

Fuentes provinciales señalaron a La Tecla que en territorio bonaerense hay 44 salas de bingo activas distribuidas en 32 municipios. Del total de salas, son 19 las concesiones que caducan a mediados del año próximo y están ubicadas en Merlo, Ezeiza, Olavarría, Pinamar, Los Polvorines, San Fernando, Mar del Plata (tres salas), Tres Arroyos, Santa Teresita, San Bernardo, Mar de Ajó, Ciudadela, Moreno, Lomas de Zamora, Avellaneda (2 salas) y Tres de Febrero.

La sanción de la ley 11.018, promulgada en 1990 durante el final del mandato del gobernador Antonio Cafiero, permitió la explotación e instalación de salas de bingos en la Provincia. De acuerdo a esa ley las 44 salas fueron otorgadas a entidades de bien público que las pueden explotar por si mismas o a través de terceros.



Según indicaron desde entidades gremiales a este medio, los bingos bonaerenses son explotados por 17 grupos de empresas. Por el canon que abonan a la Provincia estiman que la recaudación total llegaría en épocas de trabajo normal a 1.700.000 de pesos por mes.
En total, hay un total de 20 mil trabajadores de la industria de juegos de azar, sumados a los gastronómicos, que se forman parte de las actividades laterales que se llevan a adelante dentro de los bingos y casinos.

En el caso de los casinos, bajo la órbita de la Provincia operan nueve: Central, del Mar y SASSO (Mar del Plata); Hotel del Bosque (Pinamar); Mar de Ajó; Miramar; Monte Hermoso; Tandil y Trilenium (Tigre). A estos hay que sumarle el de Sierra de la Ventana, que no está operando, y el de Necochea, abandonado, víctima de un reciente incendio.

En el medio, está el organismo autárquico y descentralizado Instituto Provincial de Loterías y Casinos (IPLyC), que se encarga de recibir el dinero del juego y distribuirlo entre distintos ministerios bonaerenses; la Dirección de Cultura y Educación; los fondos de Trasplante, Provincial de Educación, de Fortalecimiento de Programas Sociales; Especial del Teatro, la Secretaría de Niñez y Adolescencia y los municipios.

Relato vidalista

Vidal llegó a la Gobernación anunciando que iba a combatir el crecimiento de bingos y el juego ilegal en la Provincia y a denunciar el alza en los casos de la ludopatía y las escasas políticas de prevención.

La exjefa provincial atribuyó estas falencias a la gestiones anteriores, puntualmente a la de Scioli, que en 2014 renovó por decreto licencias de explotación de máquinas tragamonedas en bingos, decisión que benefició a la empresa española Codere.

En enero de 2018, la entonces Gobernadora anunció el llamado a licitación de la concesión de las máquinas tragamonedas de los casinos en la Provincia, cosa que no se hacía desde 1995. Un año después, se hicieron públicos los ganadores. Boldt Sociedad Anónima, propiedad del empresario Antonio Tabanelli, obtuvo los derechos de explotación de los casinos de Tigre y Pinamar, mientras que Casino de Victoria las de los casinos Central (en Mar del Plata) y Monte Hermoso.

Bolt antes contaba con el monopolio de las máquinas tragamonedas en los bingos de la Provincia, a las cuales había accedido de la mano del ex gobernador Eduardo Duhalde. La empresa Casino de Victoria, por su parte, es propiedad del empresario Daniel Mautone, ligado al operador judicial macrista Daniel Angelici.



El canon que la Provincia debe percibir por los ingresos de las 3.680 máquinas de esos casinos es, según lo estipulado en el Dectreto 182/19, un de 53 por ciento por las que regentea Boldt y 55,5 por ciento de las que tiene Casino de Victoria. La concesión fue por 20 años.

Según recordó a este medio Ariel Fassione, secretario Gremial del sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (ALEARA), Vidal cerro el bingo de la localidad de Temperley, partido de Lomas de Zamora, pero los trabajadores “se pudieron reubicar”. Y señaló: “Dijo muchas cosas y cumplió pocas, no solo en nuestra actividad, sino en lo político”.

“No sé si no pudo por la presión que hicimos. Cuando Vidal se sentó a administrar la Provincia el primer cajón de recuadación era ARBA y el segundo el juego. Entonces pudo haber tenido la voluntad, pero vio lo que el juego controlado y regulado tributa y quizás por eso dio marcha atrás”, especuló.

Juego on line, pendiente



A contramano de lo que pregonó su cruzada inicial contra el juego y el negocio de las apuestas, Vidal avanzó con la posibilidad de la legalización del juego on line en la Provincia. Esto ya había sido aprobado en la Legislatura bonaerense y había ingresado en el presupuesto para el ejercicio 2019.

Sin embargo, tras la derrota electoral en las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) del año pasado, la ex gobernadora reculó y frenó el juego online, cuya finalidad - según se mencionaba- era la de recaudar unos 2.500 millones de pesos. Que irían destinados a obras.

Inicialmente, según lo publicado por Lotería y Casinos, se anotaron para la licitación las sociedades Atlántica De Juegos S.A y Stars Interactive Limited; ArgenBingo S.A y Will Hill Limited S.A; Bingo Pilar y PPB Counter Party Services Limited; BinBaires S.A e Intralot INternational Limited; Biyemas S.A; Slots Machines; Hotel Casino Tandil -S.A Dynamo Tyche S.A - Playtech Software Limited; Iberargen S.A y CODERE LATAM; Betway Bingo King; Hillside Pasteko; TV Global Entreprises LTD - Impresora internacional de valores SAIC; Emprendimientos Crown y Luckia Gaming Group; Casino de Victoria S.A. - Betsson Malta Holding Limited (UT); Boldt S.A - Cassava Enterprises - Gibraltar - Limited; Sisal Entertainment -S.p.A - Areltown S.A - El Chalero S.A; y Sun International (South Africa) Limited y Nuevo Plaza Hotel Mendoza S.A.

Según explicó una fuente entendida en el tema, en la Provincia, para una licitación de semejante envergadura, hay que “estar asociados a firmas internacionales más importantes por el respaldo económico”.

Así que, ya sin Vidal en la gestión, y con Kicillof al mando de la Gobernación, todavía no hay novedades sobre el juego online. "Faltaría el decreto de implementación para iniciarlo", explicó la voz consultada.

Para Loteria y Casinos, Kicillof designó a Omar Galdurralde, que ingresó a ese cargo a través del intendente de Lomas, Martín Insaurralde, con pasado en IOMA durante la gestión de Scioli y que tuvo un vínculo con el ex jefe de gabinete nacional Aníbal Fernández. La Tecla intentó contactar a Galdurralde, pero desde el IPLyC señalaron que no estaba dando entrevistas para ningún medio.


Omar Galdurralde, Carlos Bianco y Laura García, vicepresidenta de Lotería

De todos modos, desde el gobierno confirmaron que tras una reunión con trabajadores y representantes de bingos de la Provincia, llevada a cabo a fines de octubre, el gobierno bonaerense conformó con estos sectores una mesa de trabajo “para actualizar y revisar los protocolos sanitarios, con la mirada puesta en una posible reapertura de las salas en la temporada de verano. Siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita”.

En caso de que se llegara a autorizar una reapertura, la misma “se realizará siguiendo estrictos protocolos que regularán la actividad”, añadieron las voces provinciales.

A diferencia de los hipódromos, cuya actividad retornó el mes pasado, la posibilidad de una salida de la Fase 3 y la baja de casos de coronavirus en la Provincia y la Nación da una expectativa a la industria del juego para salir de varios meses de letargo. Restará saber qué perfil le dará la gestión de Kicillof a esta área y si se apelará, en época de arcas vacías, a la reglamentación del juego online que quedó pendiente.


“Los trabajadores nos sentimos escuchados”



Los casinos y salas de bingos fueron dos más de los rubros golpeados por la cuarentena. Tras ocho meses de cierre, comienzan a vislumbrarse posibles aperturas, según señaló Ariel Fassione, secretario Gremial del sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (ALEARA).

-¿Hay posibilidades de una apertura de bingos y casinos en la Provincia?
-La Provincia y los 45 bingos, tuvimos todas las reuniones técnicas que nos pidió el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. Esperamos que de un momento a otro se pueda volver. Tenemos la expectativa de que en noviembre o primer fin de semana de diciembre, podamos comenzar a trabajar en la Provincia

-¿Cómo están trabajando con las actuales autoridades del IPLyC?
-Tuvimos contacto con las autoridades designadas por el Gobernador y trabajamos en mejorar cosas, además de ponernos siempre a disposición, como con cualquier gobierno. Cuando tomamos los primeros contactos comenzó la pandemia. Lo que puedo decir es que la Provincia nos recibió, se puso a disposición y la entidad trabajó para que las empresas que estuvieron demoradas con el pago del 75 por ciento por el ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) pudieran percibirlo. En esta Lotería y Casinos, los trabajadores nos sentimos escuchados.

-¿Cómo es el diálogo con los empresarios de los bingos?
-Nosotros tenemos que sentarnos con empresarios que tienen distintas realidades: hay bingos que tienen 400 trabajadores y otros que tienen 30. Con todos discutimos el sostenimiento del empleo y la vuelta a nuestra actividad, con un aforo muy cuidado para los empleados y el público apostador. Y trabajamos en el artículo 223 bis (de acuerdos de Suspensiones en la ley de Contratos laborales); esta es la herramienta que administró el Ministerio de Trabajo de Nación, para que entre ATP, y lo que pagan las empresas tras ocho meses de cierre, los trabajadores puedan percibir el 75 por ciento.


Un rebusque ilegal

La cuarentena por el coronavirus indudablemente perjudicó a la industria del juego, con el cierre de bingos y casinos. Sin embargo, aparecieron formas de apuestas de manera ilegal a través de internet.

Según un informe del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo, a través de páginas Facebook, se realizan bingos virtuales que llegan a concentrar 133 mil apostadores. El valor para entrar va desde los 5 a 350 pesos, y el de los premios ascienden desde los 100 hasta 70.000 peoso. Esto se facilita con sistema de billeteras virtuales como Mercado Pago.

"Es ilegal y un delito", señaló a La Tecla Walter Martello, defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia, y autor del libro "No va Más", sobre los juegos de azar en la provincia de Buenos Aires

"Sigue teniendo vigencia porque no pudieron erradicarlo habida cuenta de la dificultades que provoca que cuando cierran una página, abren otra. Lo que hicieron fue abrir un sitio para hacer la denuncia", señaló el ex diputado provincial.
COMENTARIOS
  • Genéricos