La Plata, Bs As.
Domingo, 25 octubre 2020

ECONOMIA
Los bonistas rechazaron la oferta y la Provincia no pagó, pero el gobierno niega caer en default
Solo el 24% de los tenedores de títulos bonaerenses aceptaron la propuesta. Desde el gobierno de Kicillof esperan que la negociación continúe, mientras tanto no se abonó el título que cuyo plazo de gracia vencía ayer y es por más de 100 millones de dólares. De todos modos, el Gobierno dice que no entró en cesación de pagos e informó la extensión del plazo seguir negociando hasta el 26 de mayo.
Los bonistas rechazaron la oferta y la Provincia no pagó, pero el gobierno niega caer en default
Desde el Ejecutivo, se explicó que "esta extensión se realiza teniendo presente que una parte de los acreedores de la Provincia ya ha manifestado su aprobación a la propuesta formulada y que se encuentra en desarrollo un diálogo constructivo con el resto de los acreedores que comprenden los lineamientos publicados por la Provincia, que permanece plenamente comprometida con el logro de un proceso ordenado y de buena fe".

Asimismo, se sostuvo, que "una deuda insostenible como la actual, implica menores recursos inmediatos destinados a educación, salud, infraestructura y otras políticas de reducción de la pobreza y contención de los efectos de la actual crisis desatada por la pandemia del Covid-19. Esto nos obliga a tomar decisiones responsables, que tomen en cuenta la realidad de todos los sectores".

En concreto, sobre el cierre del plazo tan solo un 24% de los tenedores de bonos provinciales había dado su aprobación, mientras que el 76 por ciento restante la rechazó.

La oferta presentada por la gestión de Axel Kicillof fue elaborada con el asesoramiento de dos bancos, Citi y Bank of America, y tiene puntos de contacto con la elaborada por el equipo de Martín Guzmán en Nación.

Por caso, estipula un plazo de gracia de tres años, quita de capital del 7% promedio y extensión de plazos, lo que implica, en la práctica, una quita de casi el 63 por ciento.

Por otra parte, tras el vencimiento el domingo del periodo de gracia para pagar la última cuota del capital del bono Par Mediano, que venció el 1 de mayo pasado, la Provincia extendió el plazo para el pago de los más de 100 millones de dólares a los acreedores externos (10.616.576 dólares y 95.376.888 euros).

Desde el ministerio de Economía, a cargo de Pablo López, aseguraron a La Tecla.info que "no está previsto que se pague hoy" (por ayer) el vencimiento", algo que se daba como un posibilidad cierta desde hace unos días.

Sin embargo, desde la gobernación de Axel Kicillof dejaron entrever que no existe posibilidad de que la Provincia vaya a caer en default, ya que -explicaron- el bono en cuestión es parte de la renegociación de la deuda con los bonistas.

Algunos indicios había dado el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, cuando aseguró: “Hoy no tenemos el dinero para hacer frente a los vencimientos y eso es una realidad. El dinero que tenemos que cubrir el lunes (por ayer) quedará pendiente a cómo termina la negociación. Sí tenemos el dinero para pagar los salarios. La prioridad que se fijó Gobernador es pagar salarios en la Provincia y pagar salarios en todos los municipios. La asistencia financiera que estamos haciendo a los municipios es muy importante. Las prioridades son la sanitaria y asegurar los ingresos de la población”.

Desde Estados Unidos se especula con la posibilidad de que los bonistas finalmente decidan no declarar el default y acudir a los tribunales de Nueva York, para el caso de los bonos en dólares, o de Londres, para los bonos en euros.

También se señala que los bonistas, tras el rechazo, esperaría una mejora sustancial de la oferta por parte de la Provincia, algo parecido a lo que sucede con la negociación aberta en el canje de la Nación.

El 86% de la deuda pública de la Provincia está nominada en moneda extranjera, lo que representa un incremento de 26 puntos porcentuales respecto a 2015. La hace más insostenible el hecho de que la Provincia sólo recauda en pesos.

Tal como publicó LaTecla.Info, el 80% de los vencimientos de la deuda bonaerense se concentran entre 2020 y 2025. El plazo promedio ponderado de la deuda se redujo de 5,7 años a 3,3 años entre 2015 y 2019. Solo de la parte de la deuda bajo legislación extranjera deberá pagar, entre 2020 y 2023, 5.500 millones de dólares.

Si se compara con el año pasado, debe señalarse que en 2019 el pago de los servicios de deuda alcanzó el 18% de los recursos totales de los que dispone la Provincia (netos de coparticipación) y se estima que en 2020 ese porcentaje supere el 20%. Otro índice que lleva a los constantes planteamientos que hace el Gobernador sobre la presión que la deuda ejerce sobre las arcas provinciales.

Tanto en Nación como en Provincia insisten que las prioridades son otras, sobre todo después de la crisis económica generada por el COVID-19. En ese sentido, Argentina se encuentra cada vez menos sola en un contexto internacional en el que decenas de países afrontarán serias crisis de deuda soberana en los próximos años.

Ahora bien, ¿qué significaría no poder renegociar los vencimientos? Si no reestructura su deuda, en 2020 la Provincia tendrá que afrontar vencimientos por 220 mil millones de pesos, lo que equivale, por ejemplo a:

* 6 meses de recaudación tributaria propia.
* 4 meses de pago de todos los salarios (médicos, policías, docentes, administrativos)
* 2,75 años del presupuesto destinado a Seguridad.
* 3,1 años del presupuesto para el área de Salud.

La situación económica delicada de la Provincia es previa a la emergencia generada por el coronavirus, con una recesión de dos años consecutivos, que llevaron a una constante caída de los indicadores económicos, ahora agravada por la pandemia.

Para tomar una dimensión de la gravedad de la situación económica de la Provincia, cabe mencionar que durante el mes de la producción industrial en el territorio bonaerense, que ya venía muy golpeada, se contrajo un 4,9% respecto al mismo mes de 2019.

También el número de asalariados privados registrados en el sector privado cayó en enero un 2,9% interanual, el vigésimo mes de caída consecutiva, lo que equivale a una reducción de 55,7 mil trabajadores en relación a enero del año pasado.

En cuanto a los compromios futuros, el 9 de junio vencen 250 millones de dólares de la primera cuota del PBJ21 más otros 200 millones de la reapertura del mismo bono.
COMENTARIOS
  • Genéricos