La Plata, Bs As.
Domingo, 15 diciembre 2019

NEUROSEXO
Asesorate para vivir una sexualidad inteligente
La Tecla te presenta en esta nota una terapia moderna y en auge que ayuda a las personas a romper con determinadas estructuras de pensamiento para vivir una intimidad plena
Asesorate para vivir una sexualidad inteligente
Por ser distintos, hombres y mujeres responden a esquemas diferentes. Ellas son más comunicativas y llegan a decir 16.000 palabras por día, en cambio ellos las resumen a la mitad. Si bien ambos buscan el placer, lo encuentran de formas diferentes: las damas responden a esquemas sensoriales y auditivos, y los caballeros, a un estímulo netamente visual. Influidos por la mirada, el sexo masculino activa mucho más rápido que el femenino, que necesita más tiempo y dedicación.

Estas son solo algunas de las diferencias entre los sexos que marca la sex coach, neurocoaching y educadora sexual Maribel Suárez, quien señala que muchas veces son responsables de los desencuentros en el deseo. 

Basada en este punto, la especialista asegura que conocer esas diferencias puede ayudar a las personas a entender un montón de cosas para vivir una sexualidad inteligente.

Pero ¿qué es es y para qué sirve el neurocoaching?

“El coaching es una disciplina moderna, y el neurocoaching habla del comportamiento humano y las reprogramaciones mentales que tenemos, es decir, cómo funciona nuestro cerebro”, afirma Suárez. Además explica: “Nosotros nos manejamos en estándares, y el neurocoaching ayuda a entender cuáles son cada uno de ellos”.

También aclara que “el rol del coach es preguntar, cual nene curioso. Y en base a esas respuestas, desde lo lingüístico, lo conductual y lo corporal, descifrar qué paradigma transita”.

En este aspecto podemos decir que el sex coach “acompaña a los sujetos en el proceso de transformación para que logren alcanzar sus objetivos y lleguen a su versión”. Pero esto implica romper con estructuras de pensamiento y tabúes. “Nosotros estamos condicionados por un montón de paradigmas socioculturales, y en base a eso es el sexo que tenemos”, asegura Suárez. 

La profesional aclara que lo que diferencia a un psicólogo o sexólogo de un coach es que mientras los primeros se trasladan al pasado para resolver problemáticas presentes, el último parte del presente para mejorar de cara al futuro. 

Para eso, el coach diseñará un plan de acción, pero su efectividad dependerá en gran medida del compromiso y las ganas de cambiar del sujeto, porque se trata de un proceso que no es inmediato. 

Consultas frecuentes

Los ejes de consulta más frecuentes o recurrentes varían de acuerdo al sexo y la franja etaria. 
En esta línea, la especialista destaca que, gracias a la diversidad sexual y el empoderamiento femenino, las jovencitas son muy decididas y preguntan desde la curiosidad para poner en práctica; mientras que las mujeres que ya pasaron los 50 años suelen preguntar por la falta de deseo, la dificultad para llegar al orgasmo y porque desean recuperar la sexualidad que alguna vez tuvieron.
Por otra parte, Maribel Suárez cuenta que los hombres más jóvenes consultan por fantasías, fetiches, duración y rendimiento; mientras que a los más grandes les cuesta más pedir ayuda y muchas veces se muestran reticentes a enfrentar ciertas dificultades.

Visión biologicista

“El neurosexo habla de lo orgánico, de lo biológico”, explica Maribel, al mismo tiempo que aclara que “el género, lo psicológico, es solo una pata de la sexualidad, que es muchísimo más amplia”. 
En este marco añade que “el neurosexo habla de lo orgánico, de lo biológico. Es decir, más allá del género con el que nos sintamos identificados, nosotros, como seres humanos, respondemos a patrones cromosomáticos: XX o XY. 
En base a esos factores, el cuerpo humano está afectado de diferentes maneras por diversos neurotransmisores y hormonas”.
En este aspecto, Maribel explica que nosotros estamos socioculturalmente atravesados por el tema del género, pero que lo biológico es innegable. Y por eso mismo, el neurosexo tiene muchos detractores. Pero destaca que “romper paradigmas y susceptibilidades sociales, también ayudará a sexualizar mejor dentro de nuestro género”.
COMENTARIOS
  • Genéricos