La Plata, Bs As.
Lunes, 18 noviembre 2019

NUTRICION Y BELLEZA
Autofagia: ¿un secreto antiage?
Traducido como “comerse a sí mismo”, este sistema natural de reciclaje y limpieza del organismo se activa mediante el ayuno. Además de mantenerte saludable podría ayudarte en el rejuvenecimiento y la longevidad. Qué dicen los expertos sobre su práctica
Autofagia: ¿un secreto antiage?
Hace unas semanas se conocieron algunos de los tips de belleza de Graciela Alfano. Entre ellos enumeró beber cada mañana “el jugo de un limón, con una pizca de bicarbonato de sodio y un poquito de agua”, y “acompañar todas las comidas con una taza de agua caliente y miel, porque ayuda a quemar las grasas”. 

Sin embargo, la panelista dejó deslizar una práctica que, por su nombre, llamó la atención: autofagia, también conocida como “comerse a sí mismo”. Al respecto explicó que realiza ayunos de 12 y 24 horas, porque “mientras no se ingiere alimentos, los órganos involucrados en la digestión descansan y esa energía puede emplearse para la depuración o eliminación de toxinas de células dañadas, de tejidos enfermos y de todo lo que es ‘nuestra basura’”.

Para entender de qué trata este proceso de belleza, La Tecla dialogó con una especialista en el tema: María Inés Vaccaro. La investigadora del CONICET explicó que “la autofagia es un proceso que permite recuperar energía en el momento que nos quedamos sin nutrientes y nos mantiene en una situación saludable”. Además aclaró que se encuentra relacionada con la limpieza, ya que es un sistema natural de reciclaje que sirve para limpiar el organismo de todo lo que ya no es útil y podría causar daño, y para aprovechar aquello que aún es válido para generar nuevos componentes celulares y así potenciar tu salud.

Para explicar de manera didáctica este complejo proceso que los distintos órganos realizan de manera natural, la investigadora puso como ejemplo mantener una casa: “Si la limpiás a diario está saludable, y si no la cuidás, se te llena de tierra y envejece”. En este sentido detalló que con la autofagia sucede lo mismo: “Supongamos que barrés la cocina y tirás todo al tacho de basura. Hacer autofagia es barrer de una manera sofisticada, porque ese tacho al cual arrojás la basura funciona a su vez como una procesadora que se pone en marcha mediante el ayuno para mantener a la célula limpia, linda y saludable”.

En esta línea, Patricia Robiano, licenciada en Psicología y Nutricionista, agregó: “Esta limpieza promueve la proliferación de células nuevas y sanas, potenciando el rejuvenecimiento y la longevidad”. 

Visión médica
Ayuno: ¿Una técnica segura?

Generalmente, los nutricionistas recomiendan ingerir alimentos cada cuatro horas, para lo cual promueven la incorporación de colaciones. 

En este marco, la licenciada Patricia Robiano, consultamos acerca de la práctica del ayuno afirmó: “Los nutricionistas hablamos siempre de dos momentos: nutrición del cuerpo, donde aplicamos lo que llamamos alimentación consciente (dieta basada en alimentos de altísima calidad, naturales, preferentemente alineándonos con el vegetarianismo), y la no nutrición (los ayunos que pueden ser líquidos con batidos detox y días frutales)”. 

En este sentido destacó que la autofagia va mucho más allá porque “demanda que la técnica sea hecha con agua, solamente, ya que todo lo que supere las 150 o 200 calorías diarias corta el proceso”. Además detalló que “esta práctica de ayuno puede extenderse 24 a 48 o 72 horas”, y que los que la recomiendan promueven que sea realizarla de manera cíclica, es decir, semanalmente.

Además, Robiano aclaró que no aconseja ayunos, semiayunos, ni días frutales; salvo en casos que sea practicado por personas que entiendan del tema y sean bien monitoreadas. En este sentido diferenció “técnica de consciencia” y explicó que muchos ingresan en la técnica “de forma inconsciente o como un reactivo emocional”.

Más que apariencia, salud

Vaccaro explica que si bien la autofagia es un proceso que se puede inducir mediante el ayuno y el deporte, es algo que los distintos órganos del cuerpo hacen naturalmente. 

Al respecto señaló que se comprobó que en el caso de la diabetes tipo II, hacer ayunos intermitentes “mejora la situación metabólica”, sobre todo en el hígado (encargado de depurar el organismo). En cambio, a nivel neuronal funciona como “un mecanismo de limpieza de las células, que permite mantenerlas saludables”. 

También destacó que está en estudio una hipótesis que entiende que la falla de este mecanismo puede llegar a generar las enfermedades neurodegenerativas. 

Asimismo se analiza si en el caso del páncreas puede llegar a funcionar como “un mecanismo de defensa ante una pancreatitis”; mientras que en el caso del cáncer puede ser contraproducente, favoreciendo una metástasis.

Yoshinori Ohsumi: el Nobel 2016

El concepto tiene su origen en la década del ‘60 y significa “comerse a uno mismo”. Yoshinori Ohsumi observó que las células humanas, pese a ser más complejas, empleaban una maquinaria similar a la de las levaduras. Y entendió que así como sirve para obtener energía de manera rápida en caso de inanición, también puede involucrarse en enfermedades.

La práctica que le da vitalidad a Alfano

La panelista de Los ángeles de la mañana practica el ayuno una vez por mes como mínimo. Se levanta a las 7 de la mañana, ingiere una comida suculenta y hasta las 7 del día siguiente no hace más que tomar agua.
También contó que hace ayunos intermitentes diarios, en los que su última comida es a las 19 horas y la siguiente a las 7 AM.
COMENTARIOS
  • Genéricos