La Plata, Bs As.
Martes, 15 octubre 2019

ELECCIONES
Vidal - Kicillof: idas y vueltas por la economía en rojo
La gobernadora de la provincia de Buenos Aires recogió el guante de las acusaciones realizadas por el candidato más votado de las PASO. El endeudamiento bonaerense, el nuevo round de batalla a días de las elecciones
Vidal - Kicillof: idas y vueltas por la economía en rojo
A veinte días de las elecciones, la campaña electoral de la provincia de Buenos Aires recuperó la temperatura que había perdido. Es que, en la previa de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), los dos principales candidatos, la gobernadora María Eugenia Vidal y el diputado Axel Kicillof, agitaban una disputa con mayores cruces verbales y acusaciones.

Por caso, desde el oficialismo se apuntó en varias oportunidades contra el ex ministro de Economía de la Nación por una supuesta afiliación al marxismo. Mientras que desde el Frente de Todos apuntalaron el discurso oficial en que Vidal solamente “protegió a un bonaerense, Mauricio Macri”.

De esa manera, la sangría que generó el primer testeo electoral en el oficialismo, producto de la dura derrota por 18 puntos de diferencia, disminuyó notablemente la verborragia electoral. Claro está, hasta el momento, los esfuerzos se concentraron en la dura disputa por mejorar la performance y soñar con revertir la paliza de las Primarias.

En ese sentido, en las últimas horas, fue Vidal quien recogió el guante de las acusaciones vertidas por el candidato de Todos y cruzó a su rival. Es que, Kicillof, mientras le saca brillo al discurso proteccionista para la producción bonaerense, lanzó importantes dardos por el endeudamiento provincial.

En definitiva, al ex ministro de Economía de la Nación lo consultaron por su eventual Gabinete y lanzó que primero desea conocer la realidad de las arcas estatales. Así, Kicillof sembró dudas sobre "la deuda como las cuentas públicas de este año" y aseguró que "son temas que hacen falta que el gobierno provincial los explicite y actúe en consecuencia". Según sus cálculos, la administración de Vidal tiene "un faltante de caja para el cierre de este año de entre $ 50.000 y $ 80.000 millones", a la vez que subrayó que en La Plata acumulan vencimientos de deuda "por alrededor de u$s 9.000 millones".

En tanto, aseguró que el gobierno de Cambiemos "no tiene más para dar y la gente está esperando que venga una transformación y otro tipo de políticas", al tiempo que señaló que de ganar el Frente de Todos, no habrá una mejora inmediata pero se sentirá el alivio.

En ese marco, Vidal no se quedó de brazos cruzados y con el apuntalamiento mediático de Luis Majul le respondió a su rival. "La deuda y los impuestos se definen en el Poder Legislativo, donde nunca tuvimos mayoría así que siempre se hizo con representantes del Frente de Todos. A lo largo de todos estos años y con consenso. Sin el diálogo con referente de ellos no hubiéramos podido sacar las leyes", sentenció.

Vale destacar que el Frente de Todos no se conformó en la Legislatura bonaerense y las principales fuerzas de negociación con Cambiemos fueron el Frente Renovador de Sergio Massa o el denominado bloque de Intendentes, referenciados en Martín Insaurralde, alcalde de Lomas de Zamora.

Asimismo, la candidata bonaerense de Juntos por el Cambio lanzó: “dije que había recibido una provincia quebrada, tan quebrada que no podía pagar los sueldos; esa provincia, en estos 4 años, bajó impuestos; la deuda que tiene es similar a la que dejó el gobierno anterior, sólo que se ve en las obras, y en cada lugar se puede ver dónde está la plata; bajamos impuestos; las deudas son de niveles similares y pagamos los sueldos todos los meses”.

De esa manera, y a 20 días de las elecciones, Kicillof y Vidal vuelven al cuadrilátero electoral con la economía como factor central de la disputa.
COMENTARIOS
  • Genéricos