La Plata, Bs As.
Martes, 15 octubre 2019

TRAS EL FALLO
Más de seis mil millones en danza que son un paliativo, pero no alcanzan
La provincia de Buenos Aires dejaría de perder ese monto si la Corte le otorga el mismo beneficio que a las demás jurisdicciones tras haber rechazado el recorte en la coparticipación por la eliminación del IVA. No obstante, ese dinero no le alcanzaría si Nación no ajusta el Fondo del Conurbano y no le permite liquidar Letras del Tesoro
Más de seis mil millones en danza que son un paliativo, pero no alcanzan
El fallo de la Corte para las provincias que presentaron un amparo contra la caída en la coparticipación por la eliminación del IVA, lleva ahora a que la administración de María Eugenia recurra al Máximo Tribunal en la búsqueda de un fallo que la incluya (así como al resto de las jurisdicciones no alcanzadas por el fallo).

En caso que la provincia de Buenos Aires siga sin ser alcanzada por el beneficio, las arcas bonaerenses perderían unos 6.045 millones de pesos, de acuerdo a los cálculos preliminares, aunque hay quienes aventuran que serían unos 8.000 millones.

La cifra es por demás importante para una administración que necesita cada moneda para llegar a fin de año sin sobresaltos y con las cuentas más o menos saldadas. De todos modos, no dejar de percibir esos más de 6.000 millones de pesos es solamente un paliativo respecto a las necesidades financieras que por estos días atraviesa el territorio gobernado por María Eugenia Vidal.

Es que, como ya señaló La Tecla la semana pasada, hay otros 52.000 millones de pesos en danza, sobre los cuales opera la decisión del ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, para que puedan estar disponibles o no.

Como ya se ha marcado reiteradamente, Buenos Aires reclama reclama una actualización del Fondo del Conurbano por la escalada inflacionaria. A fines de 2018 ese reclamo, que el propio Lacunza encabezó cuando era el ministro de Economía de la Provincia, era de 19.000 millones de pesos. Hoy se estima que está entre los 22.000 millones (es lo que especulan en Nación) y los 25.000 millones (en los cálculos provinciales).

Además, el erario bonaerense tiene atesoramiento en Letes (dólares) y Lecaps (pesos), Letras del Tesoro Nacional que entraron en el reperfilamiento de deudas, que que quedaron virtualmente defolteados esos títulos para las personas jurídicas, es decir empresas y fiscos provinciales. No así para las personas físicas que sí pudieron liquidar sus acreencias en Letes y Lecaps.

Entre ambas letras, el Gobierno bonaerense tiene invertidos unos 500 millones de dólares. Es decir, alrededor de 30.000 millones de pesos, con los cuales no puede contar de manera inmediata. Buenos Aires no es la única provincia que enfrenta este problema, pero es la que más capital tiene en esas letras. Hay 220 millones de dólares invertidos en Letes y 18.500 millones de pesos en Lecaps.

Para el tema de las Letras se busca una salida rápida, mientras que la actualización del Fondo del Conurbano todavía está en la nebulosa. Si no puede resolver ninguno de los dos problemas, el gobierno bonaerense se verá en serias dificultades para cerrar el año con cierto equilibrio y sin dejar una enorme deuda de herencia para la siguiente administración.

Las deudas con los proveedores comienzan a cumularse, y por delante se vienen sueldos ajustados a inflación y el siempre dificultoso aguinaldo de diciembre.
COMENTARIOS
  • Genéricos