La Plata, Bs As.
Domingo, 18 agosto 2019

Vaivenes de la economía de cara a las PASO
El balance del semestre en materia económica revela cierta volatilidad. Los próximos meses estarán condicionados por la contienda electoral. Las disímiles miradas de los expertos y la situación de la Provincia
Vaivenes de la economía de cara a las PASO
Con más de medio año transcurrido, la situación económica del país se encuentra en un impasse. La relativa paz cambiaria de las últimas semanas logró que la inflación se desacelere en el segundo trimestre de 2019.

La Tecla consultó a reconocidos economistas (ver cuadros), que brindaron sus diferentes miradas sobre lo acontecido en materia económica en el primer semestre de 2019, y también aventuraron una proyección para la segunda mitad del año, la cual estará condicionada por las elecciones presidenciales. Inflación, dólar, endeudamiento y actividad económica, entre otros, fueron los ejes abordados por los especialistas.

En diálogo con este medio, la economista Camila Barón sostuvo que “el plan original del Gobierno para este año era controlar la inflación a partir de febrero y que los ingresos se recuperaran durante los meses previos a las elecciones. Sin embargo, la inflación recién retrocedió por primera vez en el último mes”.

Barón añadió que “venimos de un escenario de estanflación: recesión, caída de la actividad en prácticamente todos los sectores de la economía e inflación.

A pesar de que Cambiemos disfruta de la paz cambiaria financiada por el FMI, que le permitió usar los dólares para controlar el tipo de cambio, los ingresos no se recuperan, y lo sufren más los sectores más vulnerables, ya que, en lo que va de 2019, la inflación de los rubros alimentos y salud aumentó por encima del promedio”.

La economista agregó que “la mejor noticia para el Gobierno es que el dólar no se mueva demasiado de acá a octubre, en un contexto en el que cualquier mínimo aumento de precios, con los ingresos fijos y recesión económica, empuja a cada vez más personas al borde de no poder afrontar la canasta básica y a engrosar las cifras de pobreza e indigencia”.

En territorio bonaerense, también, se cuecen habas. Días atrás, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, sostuvo que la administración de María Eugenia Vidal logró “ordenar las cuentas de la Provincia, que estaban muy desordenadas al principio de la gestión”.

El funcionario advirtió que al inicio del gobierno vidalista “teníamos impuestos récords, no había casi obra pública y, aun así, había un déficit considerable”.

“Mejoramos los tres vértices de ese triángulo: primero, duplicamos la obra; después, bajamos el déficit a la mitad; y por último, empezamos a bajar impuestos ya en 2018 y 2019, como hicimos con Ingresos Brutos, Sellos o las facturas de gas, luz y agua”, destacó Lacunza.

En contraposición a la optimista mirada del ministro, su predecesora en el cargo, Silvina Batakis, charló con este medio y dio su opinión sobre la economía bonaerense. “La provincia de Buenos Aires va a terminar estos cuatro años con déficit fiscal y, por supuesto, con mayor pobreza, mayor desempleo y mayor endeudamiento” advirtió la economista.

La exministra continuó: “Hace un mes, la Provincia tuvo que afrontar el pago de una deuda de 750 millones de pesos de un bono que emitió el Gobierno provincial. Ellos creen que la deuda nunca se paga, sino que se rollovea” (NdR: tomar deuda para cancelar esos vencimientos). Y Batakis advirtió que “el mercado está cerrado para la Argentina y para la provincia de Buenos Aires”.



Andrés Asiain

La calma sigue hasta las elecciones y pronóstico de recesión posterior

El economista Andrés Asiain habló con La Tecla y dijo que “no queda lugar a dudas de que fueron unos primeros seis meses muy malos para la economía en todos los indicadores: caída de la actividad, caída en el empleo e inflación. Argentina tiene la peor combinación macroeconómica posible: afectó la actividad económica y el empleo y, sin embargo, la inflación no dejó de bajar, se disparó”.

El analista financiero agregó que “la economía protagonizó una crisis muy profunda que, simplemente, ahora entró en un impasse electoral porque el Fondo Monetario da un auxilio económico muy grande a través de la autorización para la venta de los créditos para sostener el dólar hasta las elecciones”.

Acerca de la desaceleración de la inflación de los últimos meses, Asiain dijo que no tiene que ver con el freno del consumo, sino “con que pararon el dólar y, por eso, se estabilizó la inflación. Nada más. Aparte pararon los aumentos de tarifas hasta después de las elecciones”.

Sobre la proyección en materia económica dijo: “Lo que se viene es calma hasta octubre, y después de las elecciones, el FMI va a impedir que sigan gastando los dólares y va a venir una devaluación, un aumento de tarifas, y se va a agudizar nuevamente la recesión económica. Eso es cantado. Después va a depender de quién asuma en diciembre si continúa ese programa o lo revierte”.



Martín Tetaz

Semáforo amarillo hasta que estén los resultados del escrutinio

En diálogo con La Tecla, Martín Tetaz realizó un balance de los últimos seis meses de la economía en el país. Para él, este año “es menos malo de lo que fue un 2018 espantoso, con todo el ajuste del sector externo de manera brutal, con una devaluación del 20 al 45%. Esa devaluación ajustó el sector externo, y ya llevamos nueve meses consecutivos de superávit comercial”.

Con respecto a la inflación, el mediático economista dijo que “el salto brutal de septiembre a octubre pasado fue tremendo. Aceleró fuerte, hubo un rebrote en marzo, pero ahora está de vuelta normalizándose y estamos cerrando el semestre con junio que tiene 2,7% de inflación, que es altísima si mirás la foto pero está desacelerándose mucho, van bajando los precios en relación a meses anteriores”.

Tetaz pronosticó que “viene un segundo semestre donde esperamos que tanto las jubilaciones como los salarios le ganen a la inflación, que va a venir más lenta pero con el semáforo amarillo de lo que pueda pasar desde el punto de vista electoral”.

Para finalizar, el especialista agregó que lo electoral influye en todo en lo relacionado con lo económico, pero aseguró que “no se puede hacer ninguna proyección, justamente, porque estamos esperando el resultado electoral. Si la elección va en sintonía con lo que está esperando el mercado, que sería una PASO en la cual el Gobierno pierda pero por poco, entonces no va a haber mayores novedades hasta octubre, hasta que tengamos más cierto el panorama electoral”.



Bajar la inflación y calmar al dólar, claves para mejorar la actividad

En diálogo con La Tecla, el director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres, Fausto Spotorno, realizó un balance de la situación económica. “El primer trimestre fue la continuación de la crisis del 2018. La diferencia con lo del año pasado es que en el primer trimestre, el dólar estuvo muy volátil, al igual que en 2018, pero la salida de capitales y la suba del dólar no fueron tan grandes”.

Spotorno continuó: “En el segundo trimestre, la cosa comenzó a cambiar, porque el Banco Central empezó a intervenir en el mercado de cambios, lo cual, con la sola amenaza, ya calmó esa volatilidad del mercado de cambios”.

Con respecto a la desaceleración de la inflación, el especialista la dividió también en dos trimestres. “El primero fue de gran volatilidad cambiaria, mucha rotación de pesos y dólares -nadie se quedaba con pesos-, y eso motivó la inflación. El segundo trimestre fue completamente diferente: la estabilización del dólar y el menor aumento de tarifas ayudaron a bajar la inflación”.

El economista realizó una proyección para los próximos meses. “Un tema central para el Gobierno es que la inflación baje y que la volatilidad cambiaria se reduzca. Eso mejoraría la actividad económica por la vía de la mejora en los salarios reales. Con las paritarias y acuerdos salariales que se están viendo, me parece bastante claro que si la inflación baja, el salario se empieza a recomponer”, apuntó.

“En la Provincia va a depender mucho de lo que suceda en las PASO. Porque después del 15 de agosto, el agro no tiene mucho peso en la actividad económica entonces es determinante que la inflación baje y los salarios se recuperen”, finalizó Spotorno.



Moody´s les bajó la calificación a ocho provincias argentinas

La agencia calificadora de riesgo estadounidense Moody’s bajó la nota de perspectiva “de estable a negativo” a la deuda pública de las principales provincias argentinas, incluida Buenos Aires.

Además de esta fueron afectadas por la baja de la perspectiva Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Chaco, Chubut, Río Negro y Tierra del Fuego. También, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Moody´s califica el riesgo de cobro de deuda que tiene un acreedor.
COMENTARIOS
  • Genéricos