La Plata, Bs As.
Miércoles, 17 julio 2019

A LA PROVINCIA
Nación cerró el traspaso de Edenor y Edesur, ahora Vidal piensa en un decreto para hacerse cargo
El gobierno de Mauricio Macri ya alcanzó un acuerdo con las dos firmas y traspasó su jurisdicción a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. La negociación la cerró el ministerio de Hacienda. Ahora, el Ejecutivo bonaerense estudia lanzar un decreto y asumir la responsabilidad sin necesidad de debate legislativo
Nación cerró el traspaso de Edenor y Edesur, ahora Vidal piensa en un decreto para hacerse cargo
El gobierno de Mauricio Macri hizo oficial uno de los puntos clave en la negociación presupuestaria que se dio a finales de 2018. En definitiva, la cartera de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne aceleró a fondo en la negociación con las prestadoras de servicio eléctrico Edenor y Edesur, para concretar su traspaso al gobierno de la provincia de Buenos Aires y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Conforme a lo detallado por El Cronista, Hacienda llegó a un acuerdo por las deudas acumuladas y traspasó los derechos y obligaciones de los contratos de concesión a las gestiones de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

Vale recordar que, en marzo de este año, Mauricio Macri había firmado el principio del traspaso de las prestadoras del servicio eléctrico. No obstante, las negociaciones se extendieron por casi dos meses.

Cabe destacar que, siempre según la información oficial del área conducida por Dujovne, “el traspaso no tendrá costos para el Estado nacional ya que compensará estas deudas, junto con las referidas al tope de la tarifa social y el acuerdo marco para el suministro en asentamientos informales, con las multas que adeudan las empresas y los adelantos otorgados hasta el 2015 mediante CAMMESA, en concepto de incrementos tarifarios a cuenta. Por encima de estas compensaciones, Edesur deberá pagar $ 3.858 millones al Estado Nacional”.

En tanto, las compañías se comprometen en el acuerdo a realizar inversiones en obras de infraestructura para la mejora de la seguridad y confiabilidad del servicio por $ 3.000 millones en el caso de Edenor y $ 4.000 millones en el caso de Edesur. Estas inversiones, que son adicionales a las acordadas en la Reforma Tarifaria Integral (RTI) y deberán realizarse en cinco años bajo la supervisión de un ente regulador.

Por dicho punto, tanto la Ciudad como la Provincia acordaron la creación de un nuevo organismo de control que será denominado Ente Metropolitano Regulador del Servicio Eléctrico (EMSE), que designará sus autoridades una vez que el traspaso esté refrendado en ambas jurisdicciones.

Así, la gestión porteña de Larreta ya avanzó en el envío de un proyecto a la Legislatura para conseguir la aprobación. Claro está, el reparto favorable en el Palacio Legislativo de CABA hace que para el Jefe de Gobierno sea un mero trámite refrendar el acuerdo y hacerse cargo de las concesiones.

Mientras, en la órbita bonaerense el escenario es diferente y María Eugenia Vidal necesitaría avanzar en negociaciones con la oposición para conseguir los escaños en la Cámara de Diputados. Por ello, desde Calle 6 estudian la publicación de un decreto por parte del ejecutivo provincial que no se demoraría más que los próximos días hábiles.

De esa manera, el gobierno bonaerense y su par porteño se quedarán con los derechos y obligaciones de los contratos de concesión de EDENOR y EDESUR, uno de los reclamos de los gobernadores en un momento clave para la Casa Rosada.
COMENTARIOS
  • Genéricos