La Plata, Bs As.
Domingo, 25 agosto 2019

ECONOMIA
Los recursos que faltan en el Conurbano
En 2018, los 24 municipios del Gran Buenos Aires recibieron la mitad de dinero por coparticipación que los 111 del interior, según un estudio de la Universidad de General Sarmiento. El impacto de la inflación
Los recursos que faltan en el Conurbano
El Conurbano bonaerense, la región con mayor densidad poblacional del país, es foco de atención en momentos de elecciones, pero también de crisis. Allí vive el 63% de la población de la Provincia. Sin embargo está lejos de ser la zona con mayor cantidad de recursos.

En 2018, el conjunto de los 24 municipios del Conurbano recibió, por habitante, la mitad de la coparticipación que los restantes 111 gobiernos municipales del interior bonaerense. No se trata de un hecho excepcional, sino que responde a una tendencia de años. Así se desprende de un reciente estudio hecho por Carlos Martí-nez, investigador del Instituto del Conurbano de la Universidad Nacional de General de Sarmiento (UNGS).

El informe, que analiza el período 2013-2018, da cuenta de las inequidades en el reparto de re-cursos. Martínez analizó las transferencias automáticas, aquellas establecidas en normas que escapan a cualquier tipo de discrecionalidad.

La coparticipación representa tres cuartas partes de las transferencias au-tomáticas. La cuarta parte restante está conformada por fondos de distinto tipo, como Fortalecimiento de Programas Sociales o Saneamiento Ambiental.

Entre otros puntos, el estudio de la UNGS posa la lupa en los fondos de descentralización tributaria. Son aquellos que se desprenden de impuestos cobrados por los municipios en representación de la Provincia, como el Inmobiliario Rural. Cada comuna, en estos casos se queda con una “comisión” a nivel local. Según el relevamiento, “exacerban la discriminación, en el reparto del dinero, en contra de los gobiernos del Conurbano y de sus habitantes”.

Los recursos percibidos por los municipios del interior en concepto de Inmobiliario Rural “no llegan a compensar” lo que perciben los distritos del Conurbano en el mismo formato “por el cobro de las patentes de autos de más de una década de antigüedad y de las embarcaciones deportivas”.

Solo en fondos de descentralización tributaria, los municipios del interior recibieron 14 veces más que los ubicados en el Conurbano bonaerense. “La Provincia tiene históricamente un sesgo importante a favor de los municipios con menos habitantes”, afirmó Martínez a La Tecla. Apunta en especial a la consideración de indicadores como la superficie del territorio y el aspecto salud.

El estudio de la UNGS advierte, a su vez, que el impacto de la inflación ha sido más fuerte en el Conurbano que el interior entre 2013 y 2018. En concepto de transferencias automáticas, el monto recibido por habitante, en poder de compra constante cayó 5.3% para toda la Provincia A su vez, esa caída llegó en el Conurbano al 5.6%, frente al 4.6% de los distritos del interior.


Carlos Martinez - UNGS
“Es un problema de origen político”

Para el investigador Carlos Martínez, la inequidad en la distribución de los fondos responde a un problema político. “No es Conurbano contra interior, sino que se trata de ciudades grandes contra municipios mucho más pequeños y muchas menos necesidades en relación a lo que es la población urbana”, remarcó a La Tecla.
En ese sentido dio cuenta de la complejidad de las comunas en el área cercana a la Ciudad de Buenos Aires.
Frente a la controversia, Martínez propuso discutir la masa coparticipable, es decir, los recursos que se van a coparticipar. Pidió integrar recursos que se bajan desde Nación pero sin “afectación específica”. A su vez dijo que la presión fiscal de la Provincia está “mal distribuida”. Observó en tal sentido: “En los municipios rurales, los terratenientes pagan muy poco el impuesto Inmobiliario Rural”.
Por otro lado, también sostuvo que es necesario rediscutir la distribución primaria, es decir, cuánto para la Provincia y cuánto para los municipios.
Por último, Martínez solicitó analizar la distribución secundaria de las responsabilidades que asumieron los municipios en los últimos años y las que tiene la Provincia.
“En ese tipo de reformas, lo que es claro es que, se cambie como se cambie, se tiene que repartir más dinero para los municipios del Conurbano”, agregó el especialista.


Miguel Gargaglione, San Cayetano
“Amerita un debate profundo, no solo sobre cantidad de habitantes”

El intendente de San Cayetano, Miguel Gargaglione (Cambiemos), remarcó que la discusión no se debe realizar “livianamente sobre la cantidad de habitantes”, sino que se necesita un debate amplio, en el que se incorporen aspectos como los recursos que se generan o las distancias que se recorren.
“En el interior son kilómetros, y en el Conurbano son metros. Las comparaciones no son buenas, y algunas veces, un tanto perversas. Esto requiere de un estudio profundo y está en juego todo el sistema de salud de toda la Provincia”, añadió.
Titular del Foro de Intendentes de la Unión Cívica Radical, el alcalde Gargaglione gobierna un distrito de más de 8.400 habitantes, de acuerdo al censo 2010. “En el Conurbano, también hay una recaudación propia, que en el in-terior no la tenemos, de tasas que en localidades chicas no se pueden aplicar”, agregó. En esa línea dijo que la ley actual “no se debe tocar, salvo el componente de salud. Quizás en salud deba premiarse a los que hacemos prevención”.


Andrés Watson, Florencio Varela
La consideración de la población

El intendente de Florencio Varela, Andrés Watson (PJ), señaló que la distribución de fondos a los municipios “debería ser por cantidad de pobladores y sin que haya diferencias de bandería política”. El alcalde que gobierna un distrito que tiene más de 426.000 habitantes -de acuerdo al censo del 2010- enfatizó que la clave la tiene el gobierno de la Provincia.
En ese sentido pidió un debate amplio sobre la actual ley 10.559, de coparticipación. “Habría que hacerle mejoras a la que está. Y eventualmente, si se requieren medidas de fondo, hacer una nueva. No le tengo miedo a la palabra nueva ley o modificación. El tema es que hagan las cosas pensando en el pueblo”, manifestó.
“La obligación de la Provincia es redistribuir los recursos para que los bonaerenses estemos viviendo de la mejor manera posible, estemos en la parte de la Provincia en la que estemos.
No hablo con esto en detrimento de los compañeros que están a cargo de intendencias del interior”, remarcó el jefe comunal, aunque solicitó que se analicen las situaciones de cada distrito.


Coparticipación: cómo es el reparto a los municipios

Los municipios reciben coparticipación de acuerdo al Coeficiente Unico de Distribución (CUD), fijado en la ley 10.559. Así, la Provincia distribuye el 62% de los recursos en proporción directa a la población, el 23% en forma proporcional a la inversa de la capacidad tributaria per cápita y 15% en proporción directa a la superficie del partido. Además, el 37% es asignado entre las municipalidades que posean establecimientos de salud y 5% de acuerdo a las comunas que cubrieran servicios o funciones transferidas. A esta masa se les suman los recursos por la explotación de los casinos. Los municipios se llevan una parte de acuerdo al siguiente cálculo: el 6% del total de los beneficios brutos obtenidos por las salas de juegos tienen como destino las municipalidades en las que se encuentren ubicadas; por otro lado, el 76% entre los que tengan establecimientos de salud. Provincia evaluó modificaciones a la ley, en especial al componente de salud, tal como expuso La Tecla en diciembre de 2017.
COMENTARIOS
  • Genéricos