La Plata, Bs As.
Domingo, 25 agosto 2019

IMAGENES CONMOVEDORAS
Así quedó la catedral de Notre Dame tras el incendio
Tras más de 10 horas de fuego, los bomberos parisinos lograron salvar algunas reliquias
Así quedó la catedral de Notre Dame tras el incendio
A las 13.50 horas de Argentina, una noticia cruzaba el océano y tenía al mundo entero en vilo: el fuego se había apoderado de la Catedral de Notre Dame. Pese al esfuerzo y al arduo labor de los bomberos parisinos las llamas eran implacables. 

Tras el incendio, la catedral de París quedó desfigurada, sin su aguja y sin parte del techo; pero los bomberos pudieron salvar las dos torres y la fachada del monumento.

En la madrugada de hoy, el portavoz de los bomberos de París, Gabriel Plus, anunció que "el fuego está completamente controlado y parcialmente sofocado", quedando solo "algunos focos residuales por apagar". Además, detalló un balance material "dramático": "todo el tejado está siniestrado, toda la armadura quedó destruida, una parte de la bóveda se derrumbó, la aguja ya no existe". Además, el fuego quemó el techo de madera de más de 100 metros de longitud, conocido como "el bosque" por el gran número de vigas que hubo que utilizar para instalarlo.
El presidente Emmanuel Macron ya anunció que reconstruirán las zonas afectadas, aunque aún no se conocen todos los daños. 

Lo que fue salvado

Hasta el momento se sabe que la corona de espinas y la túnica de San Luis, piezas clave del llamado tesoro de Notre Dame, fueron salvadas durante el incendio. Y el fragmento de la Cruz del Calvario y uno de los clavos que sirvieron para fijar a Cristo, también habrían corrido la misma suerte. Todo será trasladado al Ayuntamiento de París, para luego ser transportado al Museo del Louvre.

Según Plus, los llamados beffrois, las dos torres principales del edificio que albergan las campanas, fueron salvados. Y por milagro, las 16 estatuas de cobre que fueron colocadas bajo la aguja en 1860, durante la ampliación de Notre Dame en el siglo XIX, también escaparon a las llamas.

Suerte corrieron las efigies, que representan a los doce apóstoles y a los cuatro evangelistas, que habían sido desmontadas por las autoridades francesas el 11 de abril en el marco de la restauración en curso.

El altar también estaría a salvo, según una fotografía difundida en las redes sociales por el padre Pierre-Hervé Grosjean.

Mientras que el estado de la monumental Piedad colocada en el ábside, que esculpió Nicolas Coustou en el siglo XVIII, sigue siendo incierto.
COMENTARIOS
  • Genéricos