La Plata, Bs As.
Domingo, 16 diciembre 2018

CRISIS
El cierre de un ícono de la industria textil encendió las alarmas en distritos del conurbano bonaerense
Alpargatas bajó las persianas en dos provincias. Temor en Florencio Varela. "Es casi imposible contener a los despedidos", se queja un intendente. Al caso se suma Tandil, donde suspendieron a los empleados de Renault
El cierre de un ícono de la industria textil encendió las alarmas en distritos del conurbano bonaerense
El cierre de las plantas que la empresa Apargatas tenía en las provincias de La Pampa y Catamarca, encendió la alerta en el conurbano bonaerense ante una nueva ola despidos, pero especialmente en Florencio Varela, en donde la icónica textil tiene 250 empleados que ahora temen por su fuente laboral.



Producto de la caída de la demanda y la apertura de las importaciones Apargatas informó el cierre de las dos plantas, pero además transcendió que reduciría el personal en las otras cinco, que se dedican a textiles y a la industria del calzado, y están distribuidas por el país.



Una de ellas está en Buenos Aires, en la localidad de Florencio Varela, y ya padeció a principio de año un duro revés, con el despido de 150 de los 400 empleados que tiene la planta. Los trabajadores temen que haya un nuevo recorte o que, como en La Pampa y Catamarca la empresa cierre sus puertas.



La desesperación que corre por estas horas en los trabajadores de Alpargatas se aprecia no solamente en videos de los empleados, sino también en los intendentes de los distritos, como el de Varela, que ven día a día como sus vecinos se quedan en la calle y no pueden salir a asistirlos.
COMENTARIOS
  • Genéricos