La Plata, Bs As.
Martes, 16 octubre 2018

Acuerdo con el FMI: "El gobierno propuso un escenario de confrontación"
El economista Claudio Lozano analizó el escenario abierto a partir del crédito stand by que Argentina logró de parte del organismo internacional. Pronosticó nuevos tarifazos, freno a la obra pública y más despidos. "Es un programa regresivo"
Acuerdo con el FMI:
El acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un préstamo de 50.000 millones de dólares, abrió un escenario de opiniones divididas entre los economistas, más aún de caras a las metas establecidas para reducir el déficit fiscal.


“El gobierno de Macri acaba de proponerles a los argentinos un escenario de confrontación social. La corrida cambiaria de abril y mayo ha gestado el escenario para un acuerdo con el FMI que desconoce la institucionalidad, es profundamente destructivo en términos sociales y es inconsistente económicamente”, sostuvo Claudio Lozano, economista de la CTA y ex diputado nacional.


El dirigente de Unidad Popular reclamó, no obstante, que el acuerdo –que aún debe ser aprobado por el Directorio del organismo– no puede ser aceptado por el país “sin que previamente sea analizado y autorizado por el Parlamento Nacional”.


“Esto es así, tanto porque se está aumentando el endeudamiento en más de 50.000 millones de dólares para los próximos años y el único que puede hacer esto es el Congreso, como porque se están modificando pautas correspondientes al Presupuesto 2018 que fueran acordadas por el Parlamento en su momento”, consignó Lozano.


Asimismo, el economista hizo hincapié en que el gobierno busca, con las paritarias en torno a un 20%, que los salarios caigan en un promedio un 7%, pese a la que la inflación estimada es de más del 207%.


Por otro lado, Lozano puso su mirada en el recorte del gasto público, calculado en torno a los 284.400 millones de pesos (65.400 millones en el 2018 y 219.000 millones en el 2019) y estimó que habrá “nuevos tarifazos, caída de los salarios y nuevos despidos de trabajadores estatales, freno a la obra pública y reducción de las transferencias a las provincias”. Es un programa regresivo que se articula con el monto de dólares que el Fondo está prestando”.

“Los 50.000 millones de dólares anunciados parecen mucho pero no lo son tanto. El agujero de dólares de
la Argentina en el 2017 ascendió a 40.000 millones de dólares. Por ende, esto indica que la cifra propuesta por el organismo obliga a achicar profundamente las necesidades de financiamiento de la economía”, analizó el economista.
COMENTARIOS
  • Genéricos