La Plata, Bs As.
Sábado, 21 julio 2018

ENDEUDAMIENTO RECORD
Mientras Vidal asegura que no hay plata para aumentos, sigue la toma desmedida de deuda
El gobierno de María Eugenia Vidal tomó deuda por 30.000 millones de pesos, un 36 por ciento más de lo que había salido a buscar al mercado. En contrapartida, los docentes y estatales reciben una oferta de 15 por ciento de aumento y la misma aseveración: “la Provincia no tiene plata”
Mientras Vidal asegura que no hay plata para aumentos, sigue la toma desmedida de deuda
Por decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal, la Provincia lleva adelante una postura firme respecto a la negociación salarial con los trabajadores estatales. Es que, el deseo de la mandataria es cerrar la paritaria en un incremento de 15 por ciento y sin cláusula gatillo.

Claro está, la decisión oficial se da en los días donde el transporte público ya tuvo dos aumentos en lo que va del año, misma historia para la nafta que el valor del litro ya superó los 30 pesos, más el incremento del gas, el incremento de la inflación y del costo de vida.

Además, como si fuera poco, el Banco Central de la República Argentina modificó la meta inflacionaria a 20,3 por ciento para el corriente año. Vale remarcar que es la segunda modificación, la primera tuvo lugar dos días después de que se aprobará el Presupuesto nacional con una meta de 10 por ciento y se elevó a 15 puntos. Ahora, sigue su alza.

En ese marco, desde los sindicatos que llevan adelante la negociación con la Provincia se exigió un incremento del 20 por ciento y contar con la posibilidad de revisar los salarios con la cláusula gatillo. No obstante, cada respuesta del equipo de Vidal fue la misma: “no hay plata para más”. Por ello, la oferta no sale del 15 por ciento y sin cláusula.

Incluso, La Tecla conversó con uno de los ministros que participa de una de las negociaciones más acaloradas que lleva adelante el gobierno bonaerense: conflicto docente y paritaria estatal.

En ese marco, el funcionario de Vidal explicó que ellos creen que la inflación no superará el 15. Al ser consultado sobre el por qué de la ausencia de la cláusula gatillo si efectivamente sienten de buena fe que la inflación será de 15 puntos, señaló que “ya no es tiempo para la cláusula”.

Con dicho panorama, con una Vidal que busca mostrarse como inquebrantable ante la necesidad de los trabajadores estatales y docentes, y asegura que no hay dinero para elevar los sueldos y la oferta, se dio un caso algo paradójico.

Es que, una vez más la Provincia se colocó al tope del endeudamiento y sumó 30.000 millones de pesos con un bono a siete años. Dicha cifra representa un 36 por ciento más de lo que se había buscado originalmente. El bono pagará 375 puntos básicos sobre la tasa Badlar por depositos de 1 millón de pesos que ayer estaba en 22,81 por ciento, aunque en los dos primeros trimestres pagará un rendimiento mínimo de 27 por ciento para competir con las Lebac del Banco Central que pagan 25,50 por ciento a 5 meses.

Es decir, la Provincia sigue con la toma desmedida de deuda e incluso lo realiza en el año de la reparación histórica del Fondo del Conurbano por el cual ingresarán cerca de 50.000 millones de pesos a los cuales Vidal no le dio destino y son de libre disponibilidad.


Desde las filas del oficialismo se excusaron y aseguraron que el “financiamiento” fue parte del Presupuesto aprobado por la Legislatura. Además explicaron que la operación se llevó adelante mediante una subasta pública y las condiciones financieras de la operación fueron a un plazo mayor y a una tasa inferior a las que obtuvo la Provincia en mayo del año pasado, cuando en una operación de naturaleza similar captó $15 mil millones a 5 años y a un margen de Badlar más 383 puntos básicos.

“Esto demuestra un amplio interés y confianza en las perspectivas futuras de la economía bonaerense. El bono fue emitido bajo legislación local y en moneda doméstica, lo que permite continuar la construcción de una curva de rendimientos en pesos y balancear la composición y estructura por monedas de su deuda”, aseguraron.

En ese marco, una vez más, aseguraron que “los recursos obtenidos estarán dedicados a financiar el plan de obras de infraestructura”.

Todo ocurre mientras a los docentes y a los estatales se les repite una y otra vez la misma oferta de aumento de 15 por ciento y que “la Provincia no tiene plata para pagar más”.
COMENTARIOS
  • Genéricos