La Plata, Bs As.
Sábado, 22 septiembre 2018

PROGRAMA SAE
Los comedores escolares rinden examen
La municipalización del servicio alimentario en colegios de la Provincia llega ya a 17 distritos. Una fuerte inversión la respalda. El balance de los intendentes y las metas a futuro
Los comedores escolares rinden examen
Dirigido a niños y adolescentes en si-tuación de vulnerabilidad social, escolarizados en instituciones públicas de la Provincia, el Servicio Alimentario Escolar (SAE) nació con el objetivo de garantizar una cobertura nutricional uniforme, poniendo el acento, de manera especial, en los sectores más vulnerables de la sociedad.

El programa busca mejorar la aptitud para el aprendizaje y las condiciones de salud de niños y adolescentes de la provincia de Buenos Aires, mediante el desayuno o merienda y el almuerzo en los distritos bonaerenses.

En sus fundamentos y declaración de principios, se expresa que "el objetivo general del programa es garantizar el derecho a la alimentación, mejorando la aptitud para el aprendizaje y las condiciones de salud de la población escolar de la provincia de Buenos Aires, promoviendo una cobertura nutricional igualitaria y equitativa para todos los niños, focalizándose en los más vulnerables".

Con los datos y las conclusiones en la mano, se trabaja para consensuar un menú obligatorio para todos los comedores escolares, que garantice un mínimo de nutrientes a los niños y adolescentes, "respetando la idiosincracia y costumbres de cada lugar", añaden.

Debido a numerosas irregularidades encontradas durante años anteriores en la prestación del servicio en toda la Provincia, el ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Santiago López Medrano, lanzó en 2017 un desafío a varios intendentes, con la idea de optimizar la asistencia alimentaria en los comedores escolares, hasta ese en-tonces manejados por los Consejos Escolares, algo que continúa en el resto de distritos.

Se trató de una prueba piloto en 14 municipios, basado en que los mismos ad-ministren el SAE de manera directa, adhiriendo al convite las intendencias de Tres de Febrero, Lanús, Vicente López, Junín, Hurlingham, Escobar, Almirante Brown, San Isidro, Jose C. Paz, Pilar, Ezeiza, La Plata, Morón y Pinamar.

El derrotero de esta experiencia sumó, a lo largo de los últimos meses, a otros municipios del territorio bonaerense como Quilmes o, hace unos días, al de Campana.

El programa, en fase experimental, también avanzó con un plan de obras para la remodelación y puesta en valor de 200 cocinas, con una inversión extra de 20 millones de pesos.

El ministerio de Desarrollo Social apunta alto y quiere tener, hacia el año 2019, a todos los distritos dentro del programa ¿Un objetivo demasiado ambicioso? Tal vez, sobre todo porque habrá que tener en cuenta los contextos políticos, con el 2019 como un año en el que las elecciones pueden jugar un rol im-portante en las decisiones de provincias y municipios.

De hecho, desde un municipio del Conurbano, explicaron a La Tecla que “no firmamos ni vamos a firmar si vienen otra vez a proponerlo”. Desde la intendencia justicialista aclararon que, en una oportunidad, la Provincia les ofreció sumarse a la municipalización, “pero vinieron con la matrícula escolar de 2012 o 2013. Les dijimos que no, porque la cantidad de chicos creció mucho estos años, y la diferencia la teníamos que poner nosotros”.

Desde Provincia descartaron que algo así pudiera haber ocurrido, pero da la pauta de que la incorporación al 100 por ciento de los distritos no será un camino de rosas. De hecho, sólo 17 forman parte del programa piloto. Por lo pronto, Olava-rría y San Miguel son dos de los que ya están en las gateras y con los que se firmará en los próximos días.

Y más allá del tamaño y del color político de los municipios adherentes, pareciera ha-ber un consenso generalizado de que la cercanía que ofrece la administración local es garantía de un mejor servicio y una más rápida y eficiente atención.


“Definimos el servicio alimentario como una política de Estado”
“El balance es ampliamente positivo, partiendo de que decidimos definir el servicio alimentario es-colar como una política de Estado", aseguró a La Tecla el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Santiago López Medrano.

El funcionario dijo que se solucionaron problemas. “Aumentamos el 130 % el presupuesto que se destinaba, y luego vino la parte de la gestión. Cuando un padre o una madre tienen un problema con la comida de sus hijos, la ventanilla más cercana es el municipio.

“El año pasado incorporamos mejoras en los espacios de comedor y cocina -añadió- ya que había escuelas que, cuando se construyeron a principios del siglo XX, no tenían el servicio de comedor.
López Medrano reconoció que “acompañaron mucho los auxiliares de cocina, a quienes capacitamos en manipulación de alimentos o bromatología. En el convenio existe una exigencia de menú sugerido que no existía, mientras que, en el caso de los conveniados, es obligatorio”.

El ministro evaluó que “otro punto clave es el monitoreo. Con María Eugenia (Vidal) recorremos escuelas para hacer el control en el momento: ir a los colegios en el momento en que se sirve la comida, sacarle una foto al plato, pesarlo, ver si cumple los requisitos nutricionales. Es todo un circuito que comienza en la Pro-vincia, que financia, pero que termina en el plato de más de casi un millón 600 mil chicos que comen en el servicio”, expresó.

Además, consideró que “el nú-mero de chicos que comen en este sistema se mantiene bastan-te parejo, pero sí hubo un salto en cuanto a la calidad. Esto tiene que ver con el aumento, con la regularidad en los pagos y la exigencia de licitaciones públicas”, concluyó.


“Hemos logrado mejorar mucho la calidad de la alimentación”
Reconocido por la Provincia como el municipio que mejor llevó adelante el SAE, Vicente López, bajo el mando de Jorge Macri (Cambiemos), expresó su satisfacción por el proceso de municipalización de los comedores escolares.

La subdirectora de Compras y Presupuesto de la Secretaría de Educación local, Lucrecia Videla, aseguró a La Tecla que “la experiencia ha sido muy beneficiosa, tanto en la respuesta que se ha tenido en los establecimientos como en la evaluación que realiza el ministerio de Desarrollo Social”.

“Se pudo notar en la calidad de los controles, entre otras cosas, para que llegaran las partidas que correspondían”, comentó.

Añadió que también hemos logrado mejorar mucho la calidad de la alimentación, haciendo mu-cho hincapié en cuáles eran las metas nutricionales, siguiendo la bajada de lí-nea del ministerio que había que respetar para armar los mosaicos y que fueran las cantidades, la ración correspondiente de acuerdo a la edad. Todo eso haciendo recorridas por las escuelas y auditorías para que se cumplieran”.
COMENTARIOS
  • Genéricos