La Plata, Bs As.
Domingo, 17 diciembre 2017

ESTUDIO
El impacto de los impuestos es mayor para el campo bonaerense
La hectárea que más tributa pero que más alta tiene la renta es la de la provincia de Buenos Aires, en comparación con San Luis y Córdoba, de acuerdo al último estudio de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina
El impacto de los impuestos es mayor para el campo bonaerense
La hectárea que más tributa pero que más alta tiene la renta es la de la provincia de Buenos Aires, en comparación con San Luis y Córdoba, de acuerdo al último estudio de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).


La entidad, además de medir la participación del Estado nacional en la renta agrícola -en agosto el promedio nacional marcó 71,1 por ciento, seis puntos más que hace un año-, calcula ese valor para esas tres provincias.

El indicador -que resulta de dividir los impuestos por la renta (valor de la producción menos costos de producción, comercialización y transporte)- es de 65,7 por ciento promedio para Buenos Aires, 68,5 para Córdoba y 68 por ciento para San Luis. En términos absolutos, el impacto de los impuestos es mayor para los productores bonaerenses que para el resto.

En los casos de Buenos Aires y Córdoba, se toman como base los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol, mientras que en San Luis se toman en cuenta soja y maíz. En todos los casos, se utilizan los rindes promedios de los últimos cinco años y los costos de producción, labores, insumos, fletes e impuestos nacionales. En este último ítem, se considera Impuesto a las Ganancias, IVA, Créditos y Débitos.

En Buenos Aires, el informe de FADA describe que un productor desembolsa 476 pesos por hectárea, con predominio de inmobiliario e ingresos brutos. A este panorama, debe añadirse que los partidos cobran sus propias tasas, que suman a la ecuación 95 pesos. Así, una hectárea bonaerense deja en las arcas del Estado 555 pesos en impuestos, que según el documento representa 3,3 por ciento del valor de la producción o un 6,2 por ciento de la renta.

Un aspecto a tener en cuenta es que estas cifras son para establecimientos productivos en situación normal, no un campo inundado o anegado. En este último caso, y con estimaciones de área afectadas en la región pampeana que superan las 6 millones de hectáreas, hay productores que han perdido toda su inversión.
COMENTARIOS
  • Genéricos