La Plata, Bs As.
Domingo, 17 diciembre 2017

INUNDACIONES
Macri y Vidal, con el campo dividido: elogios y críticas de distintos sectores rurales
A pocos días de la veda, el titular de la Federación Agraria cruzó a la Provincia y dijo que "la visita de la gobernadora no se lleva el agua". La grieta, también en el campo. De un lado, la Rural y la simbiosis electoral. Del otro, la defensa de los pequeños productores
Macri y Vidal, con el campo dividido: elogios y críticas de distintos sectores rurales
El coordinador bonaerense de la Federación Agraria Argentina, Jorge Solmi, habló con Cadena Río sobre la situación en el interior bonaerense bonaerense y el rol del gobierno ante las inundaciones, luego de que se declarara la emergencia en Carlos Pellegrini, y apuntó fuertemente contra la gestión de Cambiemos.

"No vemos obras concretas reales que encaren de frente el problema, sólo hay obras menores, y la gente se desespera, no aguanta más. Villegas ya perdió dos cosechas", dijo y agregó: "No hay nadie que se haga cargo de esto. Es un desastre lo que está ocurriendo en materia hidráulica. Rodrigo Silvosa (el titular del área) no nos está dando ninguna respuesta, y a nosotros se nos complica mucho".

Sobre los anuncios de obras en distritos afectados, y la presencia de autoridades del gobierno en los mismos para llevar tranquilidad a los productores, respondió: "La visita de la gobernadora no se lleva el agua. Y no hay una cuestión real de inicio de obras".

Asimismo, reiteró el reclamo del sector de que "se afloje la presión fiscal", y concluyó: "Esperamos que podamos encarar la nueva cosecha con una nueva ley fiscal más pareja y no tan complicada para los productores bonaerenses que vienen muy jodidos, sobretodo los más chicos. Además de la inundación, y la ayuda que no llega, hay crisis que no se han resuelto como la tambera".

Pero no todo el campo es tan crítico con el gobierno. Como se publicó en la última edición impresa, en un año signado por los comicios de medio término, todos los votos cuentan, y hasta el campo, que parecía ser propiedad indiscutida de Cambiemos, entró en la disputa electoral. Tal es así, que una de las actividades de campaña de Unidad Ciudadana que generaron más revuelo fue la visita de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner a un tambo de Lincoln, donde se refirió a la grave situación de la industria lechera.

Asimismo, a pesar de ser considerado uno de los sectores más beneficiados por el oficialismo, a un año y medio de la asunción del gobierno de Cambiemos, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, le expuso las quejas a la Gobernadora, María Eugenia Vidal, y, en una especie de balance de la gestión, afirmó que “si bien al campo se le dejó de quitar bastante y se le devolvió parte de las retenciones, soporta una presión tributaria impresionante”.

Sin embargo, la 131ra edición de la exposición de Agricultura, Ganadería e Industria Internacional, que se desarrolló en Palermo hasta el domingo 30 de julio, sirvió para despejar todas las dudas.

En medio de la campaña electoral y a dos semanas de las PASO, la Sociedad Rural Argentina (SRA) le dio un espaldarazo al Gobierno, que utilizó el tradicional evento para hacer pie y marcarle la cancha a la oposición, que ni asomó la nariz por el predio ferial. El paseo estuvo reservado para funcionarios nacionales, bonaerenses, gobernadores y precandidatos del oficialismo.

En el acto de apertura, el titular de la SRA, Luis Etchevehere, destacó: “En estos últimos años, la necesidad de cambiar y crecer infundió un nuevo aliento a la política, y así fue posible la reconciliación entre el trabajo agrícola ganadero y la gestión pública, porque fue posible confiar en la palabra empeñada. Se ha cumplido con lo que se nos prometió. Celebramos la convergencia que ya está dando sus frutos”.

De cara a las PASO, apuntó fuerte contra el kirchnerismo: “No podemos volver al pasado, que es volver a la pobreza, la mentira, la demagogia y la estafa como recurso político; a la impunidad para las mafias, los valijeros y los corruptos que se escudan en fueros que no merecen; es dejar las puertas abiertas al narcotráfico y la puerta giratoria para los delincuentes; trenes sin frenos, rutas sin destino y Venezuela como modelo; el insulto y la soberbia por cadena nacional”.

Por su parte, el Presidente, Mauricio Macri, que encabezó la ceremonia oficial de inauguración por segundo año consecutivo, aprovechó la oportunidad para hacerle anuncios al sector y recogió el guante de la principal crítica: la presión tributaria. Al respecto aseguró que “hay que seguir bajando los impuestos”, y anunció “una reforma impositiva que involucre todos los niveles de gobierno”.

Los elogios y las promesas, un refuerzo de la relación entre Cambiemos y el campo de cara a las elecciones de medio término.
COMENTARIOS
  • Genéricos